inicio  :  comunidad   :   noticias  :  excursiones  :  viajes  :  leyendas  :  portfolio  :  fotos  
JACETANIA EN LA NOCHE DE SAN JUAN  
La tradición viene de antiguo y tiene sus raíces en la leyenda. Me refiero a la "sanjuanada", que todavía se practica en muchos de nuestros pueblos, especialmente los de Alto Aragón.

Perdura por la creencia de que las aguas de esa noche tienen poderes especiales. Lo importante es levantarse de madrugada, antes de salir el sol, cuando la hierba está húmeda por el rocío, y darse un baño en el río más próximo. Si no es posible, también causa sus efectos realizar el ritual lustrándose la piel con agua pura. Dicen que todo ello es sumamente beneficioso para la salud. Pero lo más propio es ir al río y bañarse, o trocar el baño lavándose el rostro, las manos y los pies. De esa forma quedaba ya consumada la "sanjuanada".

Sin embargo, conviene recordar que los vecinos de Ansó acostumbraban a bañarse para ahuyentar todos los males del cuerpo. Y otro tanto hacían los de Baragüás. El hecho de "sanjuanarse", constituía en sí, y todavía constituye, una ceremonia tan imprescindible como beneficiosa.

Finalmente, en Estarrún, ya en las proximidades de Jaca, llegada la medianoche acudían a un barranco para sumergirse en el agua completamente desnudos. Previamente, el molinero introducía su mano en el caudal, hasta asegurarse del momento preciso para que la virtud surgiera efecto. Llegado a este punto gritaba: "¡Qué viene la gloriosa!". Solo entonces se cumplía fielmente con la "sanjuanada", mediante la zambullida general.
   
  inicio  :  comunidad   :   noticias  :  excursiones  :  viajes  :  leyendas  :  portfolio  :  fotos 
  Aviso Legal · Política de Privacidad · Requisitos · Webmaster: David Muñoz García · email: webmaster@esloqhay.com
'