inicio  :  comunidad   :   noticias  :  excursiones  :  viajes  :  leyendas  :  portfolio  :  fotos  
NACIMIENTO DE SAN JUAN DE LA PEÑA  
Don Juan de Atarés era un respetado caballero cristiano que, perteneciente a una noble y prestigiosa familia hispanogoda, tenía una casa solariega en Atarés, pueblecito cercano a Jaca, donde fundamentalmente se dedicaba a la agricultura y a la ganadería. Un día, a fines del siglo VII, movido por una profunda vocación religiosa, decidió renunciar a sus cuantiosos bienes y a su familia y se hizo penitente.

Se estableció en solitario Juan de Atarés en una cueva del monte llamado Pano, en un aislado paraje de la sierra de San Juan, cerca de Jaca, donde pasaba las horas orando. Un día, sin saber por dónde había llegado, lo fue a visitar un caballero ricamente vestido (era, en realidad, el propio Lucifer disfrazado) y ambos salieron a hablar al exterior de la cueva.

De pronto se oyó un gran estruendo y las piedras de la montaña comenzaron a moverse hasta formar un hermoso palacio. Mostró así Satanás a don Juan su inmenso poder y le incitó a que renunciara a Dios regresando a las cosas del siglo. Por respuesta Atarés comenzó a rezar y cayó al suelo privado de sentido. Cuando volvió en sí vio que se hallaba en presencia de un ángel y observó cómo el suntuoso palacio se venía abajo con otro gran estruendo.

“Ya ves lo que queda del poderío del enemigo de Dios que ha venido a tentarte”, le dijo el ángel, y le pidió que se trasladara a una gran cueva que había en el monte Uruel y labrara allí un altar bajo la advocación de san Juan Bautista, a quien debía encomendar su vida y su alma.

Una vez que desapareció el ángel, Juan Atarés se aprestó a cumplir la orden recibida. Anduvo por el monte y encontró una oquedad, en cuyo fondo existía una inmersa gruta.

Preparó un pequeño habitáculo para resguardarse de la intemperie y colocó una imagen de san Juan Bautista toscamente modelada con su propia navaja en un improvisado altar, fundando así una iglesia en honor de san Juan, donde andando el tiempo surgiría un famoso monasterio en el que los monjes harían vida en común y de donde arrancaría el nacimiento del reino de Sobrarbe y del condado de Aragón.
   
  inicio  :  comunidad   :   noticias  :  excursiones  :  viajes  :  leyendas  :  portfolio  :  fotos 
  Aviso Legal · Política de Privacidad · Requisitos · Webmaster: David Muñoz García · email: webmaster@esloqhay.com
'