inicio  :  comunidad   :   noticias  :  excursiones  :  viajes  :  leyendas  :  portfolio  :  fotos  
La zona arqueológica que conforma la antigua ciudad de Cobá se encuentra emplazada cerca de Tulum, en el Municipio de Solidaridad, Quintana Roo. Se llega por la carretera 180, Cancún-Chetumal, tomando un desvío en Nuevo Xcan, a unos 47 kilómetros de Tulum.

La que fuera una de las grandes ciudades mayas del período clásico ocupa un territorio cercano a los 70 kilómetros cuadrados, en los que se encuentran distribuidas diferentes construcciones y monumentos, estimados en 6 mil 500, lo que revela el alto desarrollo alcanzado en el curso de su historia, que inicia alrededor del 100-250 dC en el período conocido como preclásico tardío, hasta el post clásico tardío, 900-1200 dC.

El nombre Cobá significa en maya, "aguas turbias", aludiendo seguramente a los cinco cenotes de la región: Cobá, Macanxoc, Sacalpuc, Yaxlaguna y Xcanh, los que debieron tener importancia relevante para el desarrollo de la zona como fuente de agua para la agricultura. Este conglomerado urbano llegó a ser uno de los sitios más importantes de la civilización maya en la península de Yucatán, alcanzando su apogeo político, cultural, religioso y económico durante los años 600-900 dC. Al llegar los españoles en el 1550 ya había sido desocupada, presumiblemente desplazada en importancia por otras ciudades como Chichén Itzá y Tulum.

En Cobá se encuentran cerca de 45 caminos o calzadas, conocidos con el nombre de sacbé (camino blanco), que relacionaban la ciudad con otros sitios como Yaxun (100 kilómetros) e Ixil (19 kilómetros), estimándose que cumplían una función ceremonial más que económica. Casi a la entrada del yacimiento arqueológico se encuentra la construcción conocida como "la Iglesia", que contiene numerosas figuras y símbolos. También puede verse el edificio dedicado al juego de pelota, en el que se observan los dos "arcos" situados en los extremos de planos inclinados.

De la existencia de las calaveras talladas en la base del monumento se infiere el sentido ritual del juego practicado por los mayas. Hasta llegar a la pirámide de 42 metros de altura, desde donde se divisan las construcciones de piedra emergiendo entre la selva, hay numerosas estelas (treinta en todo Cobá), que registran diversos acontecimientos de importancia para la época en que fueron hechas.

Caminar entre las ruinas recuperadas de la selva, respirar el aire húmedo entre los árboles, pisar las calzadas milenarias o subir la empinada pendiente de la pirámide, logran acercar al visitante a la cultura de los antiguos mayas. Se experimenta la sensación de que no ha muerto, sino que está dormida entre las piedras y la selva, esperando el momento propicio para renacer desde el fondo de los tiempos.

1. Pirámide de Cobá.

2. Zona pantanosa.

3. Vista desde la pirámide.
  inicio  :  comunidad   :   noticias  :  excursiones  :  viajes  :  leyendas  :  portfolio  :  fotos 
  Aviso Legal · Política de Privacidad · Requisitos · Webmaster: David Muñoz García · email: webmaster@esloqhay.com
'